Arxiu del Bloc

Intervención de Alberto Domínguez en el Consell Nacional del PSC el 6 de Marzo de 2016.

consell nacional 6marzo2016Buenos días, compañeros y compañeras:

El resultado de la consulta del pasado sábado es inapelable: la mayoría de la militancia, al menos la que acudió a votar a la consulta, es favorable al pacto con Cs. Sin embargo no podemos perder de vista que sólo el 31% del censo acudió a la cita, probablemente debido a la desmoralización y a la falta de ilusión que generan acuerdos como el firmado. Entendemos que la lógica carencia de tiempo material han impedido un adecuado debate que nos permitiera debatir y reflexionar, pero no compartimos que sólo se hayan celebrado actos en favor del “Si”, apelando a la responsabilidad y nuestra condición de partido de gobierno. Reconozco que fui uno de los irresponsables que votó negativamente.

No puede ilusionar paralizar la LOMCE en lugar de derogarla como se recogía en el programa, porque  mientras tanto esta ley se sigue aplicando en los centros educativos. No puede ilusionar suscribir que se incrementará el SMI un 1%, ni que en lugar de derogar la reforma laboral sólo se introduzcan modificaciones, como bien dice un colectivo tan poco sospechoso de ser marxista como “Economistas frente a la crisis”. En relación al nuevo modelo de contratación y a las indemnizaciones por despido, tanto si se trató de un error como si no lo fue, nos parece muy grave. No puede ilusionar pactar con una fuerza política contraria al reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado y llevar a cabo una auténtica reforma federal, sino que por el contrario propone un maquillaje que no resuelve, ni  mucho menos, la organización territorial. Recordemos los resultados del 20D, que fueron a nuestro entender suficientemente claros.

¿Pero qué podíamos esperar de un acuerdo con la derecha, mal llamada centro-derecha? ¿Cómo podemos ubicar en la misma frase “gobierno de cambio” y “Ciudadanos”?. ¿Cómo puede denominarse gobierno de cambio a no poner solución a la raíz de los problemas que nos afectan?. Un acuerdo con la derecha es la garantía de que nada cambie, si nos ponemos gatopardianos. Es por esa razón que siempre hemos reclamado acuerdos por la izquierda, incluso con aquellos como Podemos que quieren destruirnos con ataques furibundos y rastreros, y que desearían no llegar finalmente a ese acuerdo pensando sólo en su interés electoral. Nosotros y nosotras, en cambio deberíamos poner por encima de todo los intereses de la clase trabajadora y alcanzar ese acuerdo con fuerzas de izquierda. Por supuesto que los acuerdos con estos partidos tienen difícil sumar, pero más difícil aún es sumar por la derecha a no ser que contemplemos la Gran Coalición con el PP o una MegaCoalición si sumamos Cs, y a los resultados de la investidura nos remitimos. Sin embargo, tratar de materializar ese acuerdo de izquierdas nos hubiera ayudado a mostrarnos coherentes, por tanto a ganar credibilidad, y en última instancia a ser capaces de ilusionar. No podemos, en resumen, ilusionar a la militancia del PSC, y mucho menos al electorado, si no nos mostramos coherentes. El pacto es una herramienta para alcanzar nuestros objetivos, no es un fin en sí mismo.

No es en realidad nuestra intención abrir un debate ahora sobre un acuerdo, ya firmado y fracasado, sino resaltar la posición en la que el PSC se encuentra tras él, y no es otra que quedar seriamente maniatados a la hora de diferenciar y hacer valer nuestro discurso en Catalunya, vinculados al bloque nacionalista (esta vez no al soberanista, sino al españolista y centralista) y defensor a ultranza del sistema económico que precisamente nos vulnera y degrada. Afrontemos nuestras contradicciones: estamos dando alas al nacionalismo español y al capitalismo más furibundo. Reclamamos, como siempre, un giro a la izquierda de nuestro partido, algo que ya no puede demorarse más en vista de los sucesivos resultados electorales. Apelamos a la reflexión y al debate, a la actualización de nuestro discurso y nuestra acción política en base a nuestros valores socialistas: defensa de los intereses de la clase trabajadora, internacionalismo, republicanismo, federalismo, laicismo. Lo que algunos tachan de irresponsabilidad para nosotros y nosotras es una cuestión de coherencia, credibilidad e ilusión.

Ante la propuesta de celebrar el congreso en Octubre, somos de la opinión que los congresos pueden adelantarse pero no retrasarse. El partido es de la militancia y es ella quien debe definir el camino que quiere seguir, sobre todo teniendo en cuenta la delicada situación en la que nos encontramos, los continuos fracasos electorales, la falta de motivación, de ilusión. No pretendemos adelantar el congreso, pretendemos que no se retrase más. Y no queremos que se celebre para luego contemplar los toros desde la barrera, contad con ESC para generar debate, presentar enmiendas, pero este partido debe moverse, definir hacia donde quiere ir en esta etapa política, y lo necesita con urgencia. No puede demorarse más. La situación política catalana y española requiere que estemos preparados, no en una situación de incertidumbre e indefinición. Si ocurre algo inesperado en Catalunya ¿vamos a volver a aplazar el congreso?.

El partido hoy tiene un rumbo errático, contradictorio, menguado en militancia y en capacidad de ilusionar y convencer. Por otro lado hace tiempo que se cumplieron los plazos estatutarios para la convocatoria del congreso. Entendemos, por tanto, que no puede aplazarse más.

Salud, Socialismo y República.

Alberto Domínguez es Coordinador de ESC-PSC y miembro del Comité Federal del PSOE.

Anuncis

Intervención de Alberto Domínguez en el Consell Nacional del PSC (25-7-2015)

Foto: José Luque.

Foto: José Luque.

Buenos días, compañeras y compañeros:

Desde ESC opinamos que este programa electoral tiene muy buenas intenciones, reconocemos el trabajo y el esfuerzo realizados y agrademos que se hayan tenido en consideración algunas de las propuestas presentadas por ESC. Sin embargo también creemos que se podía haber profundizado en un par de cuestiones.

En ESC tenemos la convicción de que es necesaria una banca pública fuerte y ambiciosa que genere el crecimiento que la banca privada, especulativa y antisocial, se niega a encabezar. La banca privada toma sus decisiones en función del riesgo de su inversión, no de criterios sociales. No se puede confiar en ella par corresponsabilizarse del progreso social. Si bien se menciona la reforma del Institut Català de Finances, se hace levemente y estamos convencidos de que puede y debe tener un papel mucho más protagonista.

Entendemos que este programa pretende paliar, de forma importante y positiva, las desigualdades producidas por el actual sistema económico y de relaciones laborales, pero de lo que se trata es de evitar que estas desigualdades se generen. Asumamos y afrontemos que en ocasiones no es posible el diálogo social entre patronal, entidades financieras y trabajadores. Asumamos que los intereses del capital y del trabajo se contraponen por naturaleza y son irreconciliables. Estamos empleando, sobre todo a nivel municipal, una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en corregir las desigualdades a causa de fiar el crecimiento económico al capitalismo, cuando lo que debemos es evitar la desigualdad desde su origen. Debemos otorgarnos el poder económico a nosotras y nosotros, a la clase trabajadora.

Por último, consideramos un error ideológico y estratégico renunciar a la propuesta de 2012 de consultar a la ciudadanía catalana sobre el modelo territorial. Desde ESC mantenemos nuestra defensa del derecho de autodeterminación así como nuestra total oposición al separatismo. La reforma federal que recoge este programa, y que IS defiende con pleno convencimiento desde 1981,  debe remarcar además su carácter republicano y laico. El referéndum que se propone requiere además de un gran esfuerzo de información y explicación sobre nuestra propuesta federalista, tanto en el seno del PSC y de Catalunya como en el PSOE y en el resto de España. No basta con acudir a las urnas, hay que hacerlo con el máximo nivel de conocimiento e información. Para ello es necesaria la total implicación del PSOE, y desde ESC e IS-Federal no estamos en absoluto convencidos de que la actual Ejecutiva Federal esté dispuesta a reconocer expresamente la plurinacionalidad de España como sí hace IS a través de la candidatura de Pérez Tapias, quien podía haber sido el mejor aliado del PSC en esta cuestión.

Muchas gracias.

Salud, Socialismo y República.

%d bloggers like this: